[#BASKETBALL] Desmontando a Los Ángeles Lakers

Cada día que pasa queda más claro que, de una forma u otra, Los Ángeles Lakers se están desmontando. En este post quiero resumir mis ideas en cuanto al desastre de inicio de temporada que está protagonizando un equipo que parecía clarísimo candidato al anillo y que aún se mantiene fuera de los puestos de Playoffs con casi la primera mitad de la temporada transcurrida.lakers

Intentaré resumirlo en 5 ideas, de mayor a menor importancia:

  1. Directiva del club: o directivas varias, mejor dicho. La situación actual del equipo es consecuencia más que directa de la mala gestión que se ha realizado de él durante los últimos años, no sólo viene de sus últimas decisiones, y de lo que un día se decidió desde la dirección de la liga. El intento vetado por el comisionado David Stern porque le dio la gana fallido de traspasar a Lamar Odom y Pau Gasol por Chris Paul dejó muy debilitado al equipo, traspasando a Odom por nada (excepción salarial de $8.000.000) y dejando a Pau Gasol en el centro de todas las críticas y rumores de traspaso posibles, después de haber sido señalado como causante del resurgir de la franquicia los últimos años. Por si esto no fuera poco, la misma temporada que se pierde a Phil Jackson (entrenador del equipo los últimos 10 años y responsable de los últimos 5 anillos de la franquicia) también se traspasa a Derek Fisher, capitán y líder (no por estadísticas pero sí anímicamente) del equipo durante el mismo tiempo…otra vez por nada. Como reemplazo para ambos, Mike Brown y Ramon Sessions, respectivamente. El base no se merece ni una línea ya que fue un parche temporal, y del técnico hablaré más adelante. A pesar de que esta franquicia ya demostró en 2004 que la unión de estrellas no trae necesariamente el éxito (en la 2003-2004 se juntó a Kobe Bryant, Shaquille O’Neal, Gary Payton y Karl Malone en el equipo, perdiendo la final contra Detroit Pistons por 4-1) la ilusión se recuperó este verano con la llegada de Dwight Howard y Steve Nash, pese a ser aún mayor que Fisher y haber sido la edad de este la excusa puesta para su traspaso, y demostró que Kupchak aún sigue haciendo su trabajo igual de bien que cuando trajo a Pau Gasol y tres finales consecutivas por lo que en aquel entonces, cuando Marc empezaba sólo a despuntar en la ACB, parecía nada. Por tanto, las culpas recaen casi en su totalidad en la presidencia: la familia Buss. Concretamente en el hijo, ya que el viejo doctor Buss se mantiene lejos de los despachos y de las decisiones tomadas por su enfermedad.
  2. Entrenadores: el baile de entrenadores y rumores desde que Phil Jackson dejó la franquicia ha sido vergonzosos. Se desestimó la continuidad del sistema de juego empleado los últimos años al renunciar a Brian Shaw, entrenador asistente de Phil Jackson y ex-jugador del equipo. Se llegó tarde a por Byron Scott, otro ex-jugador de la franquicia, que ocupó el banquillo de los huérfanos de estrella y entrenador Cleveland Cavaliers. Se dejó pasar la oportunidad de fichar a Mark Jackson (que está haciendo que los Golden State Warriors jueguen su mejor baloncesto desde los mejores años con Don Nelson) alegando poca experiencia y de Rick Adelman por no ajustarse su modelo de juego a la plantilla. Y la decisión fue, contra todo pronóstico, el fichaje de Mike Brown, técnico centrado en la defensa del equipo y en dejar que el talento resuelva las situaciones de ataque (había plantilla para ello, en su opinión), y que venía de decepcionar a muchos con su nula táctica ofensiva en los Cavs de LeBron. El resultado fue un equipo mediocre en defensa (aún me duele ver cómo sufrían contra un simple Pick’n’Roll…) y con escasas opciones en ataque, barridos en segunda ronda de Playoffs y con un récord poco envidiable. Este verano, la incorporación de Dwight Howard sugería una vuelta a cimentar el juego en la defensa…y a los 5 partidos disputados se produce la destitución de Mike Brown. Tras la corta estancia de Bernie Bickerstaff como entrenador interino el banquillo de los Lakers pasa a Mike D’Antoni. Entre medias, se volvió a prescindir de Brian Shaw y se produjeron unas tensas negociaciones con Phil Jackson, que pedía algo así como la carta blanca con el equipo. Cualquiera con dos dedos de frente y deseo de salvar la situación del equipo en esta temporada habría aceptado sin dudar, pero no fue así. Se pasó de Mike Brown (1oo% defensa – 0% ataque) a Mike D’Antoni (0% defensa – 100% ataque). Y si bien es cierto que la plantilla no estaba hecha para el estilo de Mike Brown lo está mucho, muchísimo menos para el sistema D’Antoni. Si a esto le sumamos la irregularidad en la que sume D’Antoni a ciertos jugadores respecto a su rol en el equipo, tenemos la combinación perfecta para el desastre.
  3. Run’n’gun: el sistema de Mike D’Antoni se resume en “ellos nos meterán 100 puntos, pero nosotros meteremos 101″. Todo lo contrario al defensivo Mike Brown. La plantilla cuenta con piezas que encajan perfectamente (sobre el papel al menos) en este sistema: Antawn Jamison como ‘4’ abierto, el tirador Jodie Meeks, incluso Ron Artest (para mi siempre será Artest) también ocupando posiciones interiores y el propio Steve Nash, que ya llevó este sistema de juego a su mejor versión en los Suns. Kobe encaja en todos los sistemas, y Pau Gasol en principio debería salir beneficiado con el cambio de entrenador y de sistema…si jugara de center, claro. Con Dwight Howard comiéndose el poco espacio que este sistema permite ocupar en la pintura, Pau se ve forzado a jugar lejos del aro y, por tanto, a disminuir su productividad y protagonismo en ataque.
  4. Rotación corta: este es un mal del que el equipo lleva doliéndose años, y aún así no le impidió ganar dos títulos consecutivos. Obviamente tener a Lamar Odom saliendo desde el banquillo reduce el problema por corta que sea, pero no lo solventa. La rotación con un mínimo de calidad se reduce a 3 hombres: Antawn Jamison, Jodie Meeks y Jordan Hill. Cuatro las noches que Ron Artest a.k.a. MWP es suplente, pero esos días el problema pasa al quinteto inicial. Este problema, además, se ve acentuado con la ráfaga de lesiones que está llenando la enfermería angelina: Howard y Pau a medio gas (cuando están), Nash ausentándose muchos partidos (no le recordaba tantos seguidos alejado de las canchas), ambos bases suplentes (Steve Blake y Cris Duhon, gusten más o menos) y las lesiones y recaídas de Jordan Hill. Esto produce una sobrecarga de minutos jugados en ciertos jugadores que se hará más evidente en unos meses y, de seguir así, hará de los Playoffs una penuria para el equipo (porque yo confío en que entrarán, obviamente).
  5. Kobedependencia: se lleva acusando varios años al equipo de padecer este mal, mientras se ve bien que en otros equipos tire del carro un jugador o dos, pero la realidad es que es el único que da la cara por el equipo y asume las responsabilidades necesarias en ataque. Opciones no faltan, pero la ejecución no llega a completarse y se hace completamente necesario que Bryant desatasque los pobres ataques del equipo en más ocasiones de las que debería.

Se podría hablar de más motivos como la actitud del equipo en ciertos momentos, la presión por las altas expectativas que ha creado el equipo y el agobio mediático que pueden sufrir por ello, una batalla de egos (que a mi me parece inexistente), la edad del equipo (mientras tenemos a Knicks y Spurs arrasando).

El gusto por unos jugadores u otros entra dentro de lo personal, pero es obvio que este equipo con Lamar Odom y Derek Fisher, dos baluartes tanto dentro del vestuario como para la afición de club, sería totalmente distinto y no hablaríamos de estos resultados a pesar de los entrenadores. Por eso esta crítica se dirige especialmente a la directiva del club y a sus pésimas decisiones respecto a plantilla y entrenadores. Se arriesgó con un cambio de estilo de juego que no funcionó y, teniendo una oportunidad de remediarlo y volver al sistema conocido a tiempo, se optó por probar otro giro una vez más. Tal vez a la tercera sea la vencida, pero igual ya se les habrá hecho tarde.

Gk out

About Gorka Madariaga

Media Apps Dev en Plain Concepts, ex-Microsoft en el equipo de DPE/DX y parte del equipo de @TrackSeriesTv. Basketball coach-player-lover. Hay quien dice que soy de acero.